Ecosabor

 

 

Internet

¿Hacia dónde camina la gastronomía online?

En el competitivo universo de Internet, el éxito solo está asegurado para quienes acometen un nicho de negocio con un cierto potencial de clientes. Un mercado que va creciendo con mucha rapidez pero que, aun, tiene que superar importantes barreras.

miércoles, 06 de septiembre de 2017 

El 2015 fue, sin lugar a dudas, el año de las empresas que se demarcan dentro del marchamos food tech - esto es, empresas del sector de la alimentación y la agroalimentación que utilizan como base la tecnología-. En su conjunto, consiguieron captar más de 6 millones de dólares en inversiones. Y es que hace apenas cinco años el foco económico se situaba sombre la evolución de los agentes financieros hacia lo digital, en los últimos tres años la agroalimentación ha dado pasos de gigantes hacia su completa transformación digital.

Este boom ha hecho posible que cualquier español pueda disfrutar de un flan de turron o turrón blando en cualquier momento del año, y siempre con la garantía de comer turrón artesano auténtico. Los ecommerce o tiendas online especializadas en productos alimenticios han seguido la estela marcada por otras áreas del sector food tech.

Desde turrón a vino, pasando por dulces y tuppers de comida para que te los lleven a la oficina, el universo de la comida a domicilio se ha multiplicado en busca de nuevos modelos de negocio rentables.

Porque si bien ya es parte de la rutina realizar la búsqueda de los mejores restaurantes de Ramen a través de diferentes aplicaciones o directamente desde los buscadores, el modelo de negocio de comparador y directorio de restaurantes está muy maduro, explican los expertos en desarrollo de negocio. Quien quiere comer ramen en Barcelona o Madrid, añaden, simplemente tienen que acudir a un mapa de Google e incluso con una llamada de voz encontrar decenas de restaurantes de ramen.

Para estos analistas el futuro del enjambre de propuestas similares tiene una única salida. La especialización. En el competitivo universo de Internet, el éxito solo es seguro para quienes acometen un nicho de negocio con un cierto volumen estimado de potenciales clientes y quienes golpean primero.

De otra forma, se nadaría como un pez limón entre otros peces de río. El gran tiburón solo se fija en los más suculentos mientras que el resto de peces pasan inadvertidos. Viven, pero se mantienen dentro del banco de peces sin destacar.

Uno de los últimos proyectos en llegar a la órbita de los food tech son los chef privados. Desde la irrupción de Wetaca o Take a Chef, el número de propuestas disruptivas en este campo ha conseguido implementar innovación en los tradicionales servicios de catering.

En cualquier evento familiar, 4 de cada 10 españoles elige realizar la celebración en casa. Eso sí, para ello contrata ya no tanto los servicios de catering profesional sino directamente a un chef para que presente la comida en la mesa.

Así lo explican desde Private Chef, una pionera iniciativa de chef privado a domicilio en Lanzarote. Explican que allí la modalidad de cocinero privado a domicilio en Lanzarote ha tenido gran acogida, en parte por el alto número de extranjeros visitantes y residentes. En sus países tener un chef a domicilio en Lanzarote está bastante asimilado.

Los retos de la alimentación 2.0.

Los expertos del sector agroalimentario valoran positivamente la evolución que está logrando la comercialización de los alimentos. Explican que para algunas comunidades de productores, esta apuesta ha sido la única vía de mantener un negocio sostenido en el tiempo. Del mismo modo, son conscientes de algunos retos a los que se enfrentan.

La logística, el eterno quebradero de cabeza

Una de las principales barreras que aún no ha solventado el sector food tech es la gestión de la logística. ¿Cómo conseguir que un pedido de diez cajas con comida recién hecha llegue de Madrid a Gijón sin que en el momento de hincarle el diete parezca recalentado? ¿Es posible enviar unos dulces de crema a más de 2 horas de distancia sin que se aumente el riego de salmonelosis e intoxicaciones alimenticias varias?

Los sistemas de transporte llevan décadas portando alimentos desde los puntos de importación a los de distribución. Sin embargo, estos trayectos se realizan con grandes palets de material de transporte. ¿Cómo adaptar estos sistemas a las pequeñas startups y comercios locales que buscan abrirse nuevos mercados? Aquí está el mayor reto al que tienen que hacer frente los promotores de todas estas iniciativas, según los expertos.

Estas iniciativas carecen de los recursos para acceder a estos sistemas de distribución, explican, por lo que su capacidad de crecimiento se ve mermada. Reciben pedidos online de sus productos que no pueden satisfacer porque gravar esta diferencia al consumidor supone perderlo inmediatamente.

Por ello, continúan, muchos han optado por establecer redes de colaboración con empresas de su mismo tamaño y sector para funcionar como una única red. De esta forma, un pastelero de Murcia puede vender una tarta en León, y a la inversa. Aparentemente competencia, han encontrado en la cooperación un modo de subsistencia.

Otros por el contrario, han aceptado mantener un crecimiento menor como parte de la economía local y limitar así sus costes de producción.

La mentalidad de consumo

Si bien existe cierta conciencia de que se puede acudir a Internet para reservar una mesa en un restaurante o pedir comida a domicilio, el uso de estos servicios se circunscribe a un perfil de consumidor menor de 35 años. En los próximos años, los impulsores de estas iniciativas esperan que su cuota de mercado crezca naturalmente, fidelizando a estos clientes y atrayendo a nuevos jóvenes.

La mayor dificultad para penetrar en grupos poblacionales de mayor edad y poder adquisitivo radica en su mentalidad de consumo de productos frescos del mercado más próximo en el que encuentra la cercanía del vendedor "de toda la vida".

Este perfil de consumidor prioriza la confianza en el comerciante que siempre le ha aconsejado bien que en las promesas de las propuestas que les impactan desde Internet.

Así las cosas, el sector de la alimentación online aún tiene que superar importantes barreras, unas propias de su naturaleza y otras externas.

Archivado en: 

 

1 comentario

#1 web de manipulador

Una cosa es cierta, si no estás en internet...no existes!!! Bienvenidos al mundo online!!!

 

 
 

Opina

Nombre *

E-mail * No se mostrará

Página web

Comentario *

* Obligatorio